Por tensión con Bolivia, EEUU pidió ayuda a Argentina


Cristina Fernández, junto a Evo Morales, en un acto realizado en 
Bolivia, en 2009.  -  Efe   Agencia
Cristina Fernández, junto a Evo Morales, en un acto realizado en Bolivia, en 2009. - Efe Agencia

La presidenta de Argentina, Cristina Fernánde, aceptó en septiembre de 2008 “cooperar con EEUU en Bolivia” para bajar las tensiones que había entre el Gobierno de Evo Morales y el del país del norte.
Esa información se desprende del primero de los 1.299 cables diplomáticos –entre secretos, confidenciales y no clasificados– que el sitio WikiLeaks difundió sobre los documentos referidos a Bolivia.

El Gobierno dijo que “no es novedad” el espionaje revelado por WikiLeaks, y acusó a la Agencia de los EEUU para el Desarrollo Internacional (Usaid) de haber sido el “pilar” de ese trabajo en el país.
En tanto, el ex canciller y diplomático Armando Loaiza dijo que no debería extrañar que Argentina haya jugado un rol pacífico y de mediación para suavizar la rudeza del Gobierno boliviano contra Estados Unidos.
La información de WikiLeaks señala que los telegramas intercambiados en 2008 entre la Embajada
norteamericana en Buenos Aires y la Secretaría de Estado muestran las buenas relaciones que llegaron a mantener el Gobierno argentino y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (citada en los documentos como CFK) con la Administración del presidente de Estados Unidos en ese entonces, George Bush, y su secretario de Estado adjunto para Asuntos de América, Thomas Shannon.

“La confianza con Shannon llegó hasta el punto de que la Presidenta aceptó cooperar con el Gobierno de Estados Unidos en Bolivia” (documento del 2 de septiembre de 2008). «“CFK afirma que Argentina cooperará con el USG (United States government, o Gobierno estadounidense en español) en Bolivia, pero que tenemos que ser cuidadosos para que no parezca que existe una ‘operación política’ contra el Gobierno dadas las sospechas de Evo (Morales)”, asegura el telegrama estadounidense», dice la información.

La misma página revela que Shannon había ya dado seguridades a la presidenta argentina de que Estados Unidos garantizaba la integridad territorial de Bolivia e intentaba, con muy poco éxito, convencer a Morales de que Washington no tenía nada contra él.

“Evo no es una persona fácil, nos confía CFK, haciéndonos notar que Argentina tiene problemas para conseguir que Bolivia le abastezca de gas natural. ‘Todos necesitamos paciencia’, nos dijo”, relata el entonces embajador Wayne.

Poco antes, en junio, un telegrama informó de las gestiones que había hecho el ministro de Exteriores argentino, Taiana, a solicitud del embajador de Estados Unidos para bajar la tensión en Bolivia respecto a Washington y garantizar la seguridad de la propia Embajada en La Paz. “Taiana nos informa que ha llamado tres veces al viceministro boliviano Hugo Fernández Araujo para insistir en esos dos puntos”.

Un despacho enviado por la Embajada en Buenos Aires antes de la visita de Shannon en agosto de 2008 (documento 149085) expone claramente cuáles son las demandas de Estados Unidos al Gobierno argentino: “Esperamos que Argentina desempeñe un papel positivo en evitar un conflicto y llevar a buen puerto la democracia en Bolivia; que influya en el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para que se comporte con más moderación; que tome una posición más constructiva, madura y equilibrada en el conflicto colombiano y que influya positivamente en su contraparte venezolana”.

Parte del documento
• Según el documento, EEUU aseguró a la Presidenta de Argentina que ese país garantizaba la seguridad territorial de Bolivia

“No debería extrañar”
El ex canciller y diplomático Armando Loaiza dijo que no debería extrañar que Argentina haya jugado un rol pacífico y de mediación para suavizar la rudeza del Gobierno boliviano contra Estados Unidos. “Argentina y Brasil siempre han tenido un rol muy importante en Bolivia y bajo esa consideración, Estados Unidos, sabiendo que existe una relación cordial entre Bolivia y Argentina por motivos históricos, ideológicos y políticos, le confió a la presidenta argentina un rol moderador”, interpretó el diplomático.

Recordó que Bolivia y Argentina tienen lazos de amistad muy importantes incluso desde la época de Perón, quien era amigo íntimo del ex presidente Víctor Paz Estenssoro.

“Teniendo en cuenta eso, es interesante que Estados Unidos hubiera visto una forma de suavizar, moderar, aligerar la rudeza del Gobierno de Morales”, agregó.

Loaiza, sin embargo, aclaró que pese a que empezarán a salir muchas cosas (revelaciones), una de las funciones de los diplomáticos, según las normas internacionales, es informar a sus Gobiernos sobre lo que pasa en el país donde están sin inmiscuirse en asuntos internos. “Ahora, ¿qué es informar?, ¿hasta dónde llega? Ése es otro asunto. Tampoco hay que rasgarse las vestiduras; no debe sorprendernos demasiado”, dijo.

“No es una novedad”
El Gobierno de Bolivia afirmó ayer que “no es una novedad” el espionaje de Estados Unidos revelado por las filtraciones de WikiLeaks, y acusó a la Agencia para el Desarrollo internacional de Estados Unidos (Usaid, por su sigla en inglés) de haber sido el “pilar” de ese trabajo en el país. “No es novedad, pero en este específico caso habrá que leer la documentación que exista para ver qué detalles nuevos podrían existir”, afirmó a la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI) el vocero presidencial, Iván Canelas, al ser consultado sobre el tema.

Por su parte, la ministra de Justicia, Nilda Copa, sostuvo que “Usaid ha sido el pilar fundamental” de esa tarea de “espionaje” en Bolivia. “Eso está completamente claro, hasta que nuestro presidente, Evo Morales, ha decidido expulsar al embajador (Philip) Goldberg y se ha (detenido) esa contundente persecución al pueblo”, declaró Copa refiriéndose a la decisión del presidente Morales de expulsar en septiembre de 2008 a Goldberg acusándolo de conspirar junto con la oposición.

Canelas también dijo que Bolivia fue víctima de espionaje de Estados Unidos desde hace varios años y que Morales afrontó “dificultades” con ese país por denunciar esas actividades y la intromisión política, indicó ABI.

DATOS

• Cables sobre Bolivia según la web WikiLeaks
Documentos secretos     36
Documentos confidenciales     768
Documentos no clasificados     495
Total:    1299

• WikiLeaks ha puesto a Estados Unidos en medio de una gran controversia al dar a conocer notas diplomáticas, la gran mayoría confidenciales y de contenido sensible, que develaron en muchos casos opiniones poco favorables de otros mandatarios internacionales.

• Cinco medios de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania y España tuvieron acceso a 250 mil cables diplomáticos estadounidenses, parte de los cuales aparecen ya en la página WikiLeaks.

• Sin embargo, Venezuela es el país con más documentos: 3.435 archivos filtrados.

• El segundo país latinoamericano de la lista es Brasil con 3.070 expedientes.

• Le siguen Colombia con 2.896 y Argentina con 2.034.
Por tensión con Bolivia, EEUU pidió ayuda a Argentina Por tensión con Bolivia, EEUU pidió ayuda a Argentina Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 11/30/2010 10:44:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts