Gobierno alienta un pacto de propiedad parcial del Silala

El documento de “acuerdo inicial” con Chile sólo reconoce el 50% de la propiedad boliviana sobre esas aguas. La cantidad del otro porcentaje se determinará en un estudio. Los pobladores de Quetena fueron consultados.
• REUNIÓN CON LOS POTOSINOS • Autoridades de la Cancillería discuten los alcances del preacuerdo sobre el Silala con líderes de Potosí. La cita se realizó el 7 de julio de este año.
El Gobierno promueve la firma de un preacuerdo sobre el uso de las aguas del Silala, que pone en duda la propiedad plena de Bolivia sobre este recurso hídrico, según se concluye de la revisión de este documento, que el Gobierno hizo público ayer y que puso en consideración de los pobladores de Quetena Chico, en Potosí, donde se encuentra el recurso.

En el borrador de la “versión final” del “Acuerdo Inicial (Silala o Siloli)” difundido ayer, se establece que “un porcentaje” de las aguas del Silala corresponde a Bolivia y que el resto estará sujeto a un estudio de cuatro años .

El artículo 2 señala textualmente que el acuerdo inicial (prevé uno posterior después de los cuatro años) considera “que del volumen total de aguas superficiales que actualmente fluyen a través de la frontera, un porcentaje corresponde a Bolivia y es de su libre disponibilidad, y que los estudios científicos servirán de base a las decisiones que se adoptaren en el futuro a este respecto, de acuerdo a lo que establece el artículo 6”.

Este artículo precisa que “inicialmente” Bolivia es propietaria del 50% de las aguas del Silala y que este porcentaje “podrá ser incrementado a favor de Bolivia” en función del señalado estudio.

“Las Partes establecen, de conformidad con el Artículo 2, que del volumen total del agua del Silala o Siloli, que fluye a través de la frontera (100%), el 50% corresponde, inicialmente, al Estado Plurinacional de Bolivia, es de su libre disponibilidad y lo podrá utilizar en su territorio o autorizar su captación para su uso por terceros, incluyendo su conducción a Chile. Este porcentaje podrá ser incrementado a favor de Bolivia, en función de los resultados de los estudios conjuntos que se lleven a cabo en el marco del presente Acuerdo”.

En la misma línea, el artículo 11 reconoce que tanto Chile como Bolivia tienen cantidades de libre disponibilidad de esas aguas. “Las Partes elaborarán informes semestrales y un informe final al cabo de cuatro años, con los resultados de los estudios. Este informe final constituirá la base para el nuevo acuerdo de largo plazo que establecerá los porcentajes de libre disponibilidad de cada país”, indica.

Bolivia defiende por años la propiedad exclusiva de las aguas del Silala, con el argumento de que éstas fluyen a la superficie desde vertientes ubicadas en territorio boliviano, aunque en 1908 fueron desviadas artificialmente hacia Chile. Este país rechaza esta versión y asegura que se trata de un río internacional.

Cástulo Martínez, en su libro Las aguas del Silala, recuerda que el argumento boliviano se sustenta en “una escritura pública Nº 48 del 23 de septiembre de 1908, donde la Prefectura del Departamento de Potosí otorgó la concesión y consiguiente adjudicación del uso de las aguas que forman unas vertientes existentes en la comprensión del Vice-Cantón Quetena, de la provincia Sud Lípez de Potosí, a la empresa The Antofagasta (Chili) and Bolivia Railway Co. Ltd. para los fines de abastecimiento de las locomotoras a vapor del ferrocarril”.

En junio, el subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Alberto van Klaveren, recordó la posición chilena. “Son aguas que estamos compartiendo”, dijo.

El presidente del Comité Cívico Potosinista, Celestino Condori, anticipó el rechazo al preacuerdo porque “no reconoce la propiedad plena de Bolivia ni tampoco incluye la deuda histórica”, por el uso de las aguas por 100 años.

El Gobierno difundió ayer una cartilla en la que expone “11 razones para apoyar la celebración del Acuerdo inicial sobre el Silala” y puso el documento a consideración de los pobladores de Quetena, donde el canciller David Choquehuanca pidió apoyo. “Hermanas y hermanos, este acuerdo lo único que busca es que los chilenos no se lleven gratuitamente nuestras aguas. Igual día que pasa se llevan nuestras aguas, mañana si no firmamos se lo van a seguir llevando gratis´, señaló, según la gubernamental ABI. El vicepresidente Álvaro García dijo que “el espíritu del documento es comenzar, a partir de este momento, el cobro, pero dejando pendiente la deuda de varias décadas del uso de esta agua para así cobrarlas a su debido tiempo”.

Los compromisos

Acuerdo de Quetena • Fue suscrito el 25 de abril del 2008, entre el Gobierno y representantes de Potosí, en el que se autoriza a la Cancillería negociar con Chile una solución al conflicto del Silala, sobre al menos seis bases.

Propiedad • El documento señala: “Reafirmar el derecho de Bolivia sobre los recursos hídricos del Silala, en conformidad a lo establecido en la ley 2704”.

Ley 2704 • Fue aprobada el año 2004 y establece que “las aguas de los manantiales del Silala, ubicados en la jurisdicción del Cantón Quetena de la Provincia Sur Lípez, que de acuerdo con el Artículo 136° de la Constitución Política del Estado son de dominio originario del Estado Boliviano, estarán sujetas a tratamiento especial por el Poder Ejecutivo, sin ninguna modificación del caudal actual”.

Gobierno alienta un pacto de propiedad parcial del Silala Gobierno alienta un pacto de propiedad parcial del Silala Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 8/04/2009 01:40:00 p. m. Rating: 5

Featured Posts