Resistida, la Noche de las Brujas se abre un espacio en el mosaico multicultural boliviano


(JL Quintana, ABI)

La Paz, (ABI) - La tradición celta de la Noche de las Brujas o Halloween abrigada por sectores focales de la sociedad urbana de Bolivia, tratará, entre viernes y sábado, de copar una milésima más en el variopinto espacio cultural boliviano, sujeto a rituales, herencia espiritual andino, hispano y católica, en medio de un proceso de descolonización que galvaniza la administración del presidente indígena Evo Morales.

Producto de exportación de la cultura de Estados Unidos, Halloween lanzaba su enésima embestida en una década después de afincado en Bolivia, cuya población celebrará religiosamente entre domingo, el Día de Todos los Santos y, lunes, de Los Muertos, fiel a un sincretismo pagano religioso que combina los ritos de la cosmovisión andina con las veneraciones católicas.

Choque o imbricación de desconocidos, transculturación o enculturación, la intimación del "truco o trato", del hombre muerto o de La Parca, ha comenzado a ascender desde los barrios residenciales bolivianos a los suburbios más populosos montada en el coche de los medios de comunicación audiovisual en un país que trata de encontrar su vertiente cultural genuina y que se enorgullece de su raíz originaria, indígena y multicultural.

Los colegios bilingües de La Paz (oeste), Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro), anclaron en Bolivia la festividad ajena del Halloween, la última noche de octubre.

En poco menos de 10 años la última generación de bolivianos se ha consustanciado con el Halloween, a diferencia de su predecesora que el 1 de noviembre de todos los años llamó invariablemente el Ajayu (alma en aymara) de los muertos, les invitó a comer y beber y bien reconfortados los devolvió al "más allá" a medio día del 2 de noviembre.

Las reverenciadas "mesas", plenas de comida y bebida para los "muertitos" no han cedido su lugar en las costumbres de los indios y mestizos bolivianos, pero el Halloween , una moda que lanza a los niños, enfundados en atuendos de color negro y tocados con cucuruchos, en buscar golosinas, retiene lo suyo, muy pequeño aún, mas avanza.

‘Snob’, finalmente, los jóvenes se disfrazan, flirtean y liban en las calles bolivianas, con el pretexto de la fiesta de las brujas.

Fantasmas, calaveras, calabazas, se venden también en los barrios más tradicionales, católicos e hispanistas de la colonial ciudad de Sucre y capital histórica y constitucional en el sudeste de Bolivia.

La moda, disfrazada de penetración cultural, puede con la tradición también en la sureña Tarija y se mete más lentamente en las tórridas amazónicas Cobija (norte) y Trinidad (nordeste).

Con mucha menos facilidad en los suburbios residenciales de Oruro y más apretadamente en la andina y costumbrista Potosí, donde las mujeres preparan una pantagruélica de 15 comidas para "recibir" a los muertos que por espacio de 24 horas bajan a la tierra a entrevistarse con los suyos.

Los sueños inducidos del poseso Freddy Krugger y los símbolos de la muerte se ofrecen en las calles bolivianas, pese a la resistencia impotente de quienes, con algunas décadas encima y fieles a su tradición, abominan la fiesta celta, como aquellas mujeres vendedoras que el jueves último sentaron un símbolo de Halloween y lo apalearon en una céntrica arteria de La Paz.

Halloween proviene del vocablo celta ‘Samhain’, que significa ‘fin del verano’ y coincide con el final de la temporada de cosechas en Irlanda.

Para los antiguos celtas, era la puerta que separa este mundo tangible y tridimensional con el del más allá y que se abre con la llegada del Samhain, permeando el paso de los espíritus.

Los ancestros familiares son bienvenidos mientras que los espíritus malos son ahuyentados con máscaras y trajes. Con el correr de los años, la creencia celta se mezcló con la celebración cristiana del Día de Todos los Santos, y así nació Halloween.
Resistida, la Noche de las Brujas se abre un espacio en el mosaico multicultural boliviano Resistida, la Noche de las Brujas se abre un espacio en el mosaico multicultural boliviano Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 11/01/2009 04:00:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts