De puntillas entre la élite europea

El Girondins certificó su presencia en los cuartos de final de la Championstras vencer al Olympiacos con mayor sufrimiento del esperado. Un genial Gourcuff adelantó al equipo galo con un gol de falta pero el conjunto griego dio emoción con el tanto de Mitroglou. En el tramo final, Chamakh evitó la sorpresa y confirmó el éxito francés al colocar a dos equipos en la siguiente ronda.

Quizá este hecho deba ser tenido en cuenta a la hora de menospreciar el fútbol francés, práctica habitual en las últimas fechas. El campeonato galo está en alza y prueba de ello es el éxito logrado en esta Champions. El Girondins, 'tapado' del torneo europeo, ha llegado sin ruido, pero con justicia, hasta el lugar reservado para los mejores. Y eso quiere decir algo.

Al ritmo de Gourcuff, y al compás de Chamakh, Plasil y compañía, el Girondins va camino de igualar la mejor actuación de su historia en el viejo continente

Con una apuesta por el fútbol combinativo, con jugadores capaces de desequilibrar un partido del máximo nivel, el equipo de Blanc no renuncia a nada. No debe hacerlo ya que cuando se olvida de su osadía, como hoy ante los griegos, el equipo pierde muchos enteros. Al ritmo de Gourcuff, y al compás de Chamakh, Plasil y compañía, el Girondins va camino de igualar la mejor actuación de su historia en el viejo continente, con aquel camino glorioso que frenó la Juve en las semifinales de la 84-85.

Para ello, los de Blanc deberán ser fieles a sus principios y no sufrir altibajos como el presenciado hoy en el Chaban-Delmas. El equipo francés salió con autoridad, puso la eliminatoria muy de cara desde el primer momento pero terminó pidiendo la hora antes de que Chamakh ofreciera un respiro. Y fue así porque el conjunto galo vio como Gourcuff allanaba el camino a los cinco minutos.

La calidad de Gourcuff
El mediapunta, con los mimbres propios de futuro crack, protagonizó los mejores momentos del partido pero se apagó ante las dificultades, hábitat en el que debe enseñar sus grandes armas. El '8' del Girondins adelantó a los suyos con una falta escorada que sorprendió a Nikopolidis, una ganga cuando el balón toma altura, y pudo sentenciar en una jugada calcada justo antes del descanso de no ser por el larguero.

Entre esas dos jugadas, el Girondis se movió entre el fútbol control y las constantes incorporaciones de Tremoulinas en la izquierda, sólo alteradas por intermitentes apariciones del marroquí Zairi, la única amenaza real del Olympiacos. Porque Derbyshire, la gran esperanza de los griegos, sólo apareció en un gol bien anulado antes del descanso y en una entrada, ya en el segundo tiempo, que dejó a los suyos con diez.

Tras el monólogo francés del primer acto, los de Blanc se vieron en cuartos antes de tiempo y cedieron el dominio a su rival.

Tras el monólogo francés del primer acto, los de Blanc se vieron en cuartos antes de tiempo y cedieron el dominio a su rival. Apenas inquietaban los griegos, que para colmo se quedaban en inferioridad a los veinte minutos. Sin embargo, cuando todo parecía perdido, el revulsivo Mitroglou se inventó un misil, en el primer balón que tocó al salir al campo, que batió a Carraso.

La confirmación de la supervivencia griega llegó pocos minutos después con el equilibrio de fuerzas que proporcionó Alou Diarra, expulsado de manera injusta por doble cartulina. Ahí llegaron los nervios locales y ahí comenzó el asedio del Olympiacos, que pudo ratificar la sorpresa en un remate desviado de Raúl Bravo.

Chamakh sentencia
Chamakh se encargó de otorgar mayor incertidumbre al fallar un mano a mano con Nikopolidis pero evitó el agobio final al aprovechar un error del meta griego. A dos minutos del final, el meta del Olympiacos no midió bien un centro del incombustible Tremoulinas y Chamakh cabeceó en el segundo palo a placer.

Con trabajo, con ciertas dosis de calidad y con la ilusión de un primerizo, el Girondins superó los octavos. Los mismos principios que le hicieron llegar hasta aquí y que le garantizan afrontar la siguiente ronda sin temores ni complejos. Para ellos, ha llegado el momento de hacer ruido, mucho ruido.

De puntillas entre la élite europea De puntillas entre la élite europea Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 3/18/2010 01:00:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts