Contactaron a Rózsa durante la crisis política

El líder del supuesto grupo terrorista informó, en una entrevista con el periodista Andras Kepes, que tenía la misión de formar grupos de autodefensa y coadyuvar en la consolidación de la autonomía cruceña.
• PREPARAN EL CERCO • Campesinos de Yapacaní, a 22 km de la urbe cruceña, se preparan para cercar la ciudad en respuesta a las tomas de oficinas públicas. Fue el 22 de septiembre.
Las investigaciones realizadas sobre las actividades del grupo dirigido por el fallecido Eduardo Rózsa apuntan a señalar que el miliciano fue contactado por personas aún desconocidas mientras en el país se desataba una aguda crisis política cuyo escenario se encontraba en el oriente del país.

“Las relaciones son muy malas entre las dos partes del país (oriente-occidente); hay un riesgo de caos y pueden empezarse a matar por descontentos. Voy para que esto no pase”, señalaba Rózsa en una entrevista que concedió al periodista Andras Kepes, el 8 de septiembre en Hungría, antes de partir a Santa Cruz.

En dicha entrevista, Rózsa señala que tiene la misión de pelear por la autonomía e incluso la independencia de Santa Cruz.

En esas semanas, la demanda de autonomía (reivindicada por Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija), el rechazo al recorte de sus recursos provenientes del impuesto al gas y el proyecto gubernamental de Constitución Política del Estado encendieron la mecha de la crisis política.

Rózsa señaló que sólo cinco personas conocían de su arribo a la capital oriental, que fue a través de la frontera con Brasil. No se conoce con exactitud la fecha de su ingreso al país.

Una vez en Santa Cruz, el supuesto líder del grupo habría contactado y convocado vía internet a personas interesadas en ser parte del “bloque de autodefensa”, según revelaron las investigaciones posteriores a la desarticulación del movimiento, en un operativo del 16 de abril.

De acuerdo con una información proporcionada por investigadores del caso, no se estableció si Rózsa tuvo que ver en la toma de instituciones, en la que derivó la crisis político-regional.

El diputado Bernardo Montenegro, miembro de la comisión multipartidaria, opina que es muy difícil que ese grupo haya actuado en el conflicto de entonces, porque “el grupo recién habría llegado al país; era muy difícil que se movilizaran en esas condiciones”. Ahora, su colega oficialista y presidente de la comisión, César Navarro, dijo que el estallido del conflicto en septiembre no es casual, porque Michael Dwyer estuvo en el país el 2007 y Luis Hurtado Vaca, uno de los supuestos financiadores, hace una declaración pública sobre una eventual guerra civil.

En una declaración ante el fiscal, uno de los integrantes del grupo, Mario Tadic, hoy recluido en el penal de San Pedro, explicó que su tarea era bajar manuales militares, otros de Inteligencia o de táctica. ¿Con qué objetivo? “Para que los pusiera en castellano y así montar una organización militar paralela, una guardia departamental...”

El 9 de septiembre del 2008, una turba tomó y saqueó varias instituciones públicas en la capital oriental. Paralelamente, en la población cruceña de Yapacaní cientos de campesinos afines al Gobierno se alistaban para marchar y tomar la ciudad.

En Tarija, como en Beni y Pando, también se tomaron predios públicos, pero con menor violencia. Cívicos tarijeños ocuparon el campo gasífero Vuelta Grande y el gasoducto de Villamontes, que terminó explotando.

En esos momentos, el Gobierno, a través del vicepresidente, Álvaro García, empezó a hablar de acciones terroristas. “Hay que evaluar si es que se está pasando a un nivel superior... Una manera más contundente sobre lo que sería ya la gestación de un grupo terrorista”, señaló.

Desde Santa Cruz, el prefecto Rubén Costas explicaba en esos momentos que la reacción fue provocada por el Gobierno. “No es un golpe de Estado, ni un golpe cívico-prefectural, sino una respuesta a la violencia y represión de un Gobierno fascistoide”.

De acuerdo con las investigaciones, el grupo irregular se habría movilizado por los departamentos de Beni, Pando Tarija e incluso Chuquisaca.

Los datos encontrados en la indagación no tienen una relación directa (al menos aún no la tiene), con los hechos organizados por los organismos cívicos de la media luna.

La situación de conflicto político-regional encontró un virtual cauce de solución el 16 de septiembre; sin embargo, Rózsa siguió operando; la Fiscalía lo acusa de cometer atentados.

Lo que está claro es que este grupo planeaba acciones irregulares, pero aún no se ha podido establecer quién los trajo y para qué. Hasta ahora, los diputados Montenegro y Navarro, por ejemplo, coinciden en que Hugo Achá Melgar, Alejandro Melgar Pereira, Enrique Vaca Pedraza, Luis Hurtado Vaca están involucrados.

Un dato que circula en la internet señala que Michael Dwyer (uno de los tres muertos en el operativo del 16 de abril) escribió un mensaje a los miembros de su cadena social: “No suelo molestarlos con frecuencia, pero es tiempo de hacer una excepción. Un conocido (no lo identifica) ha decidido participar activamente en su tierra Santa Cruz de la Sierra en una operación defensa-liberación. Quien sienta que está preparado física y psicológicamente para dar una mano, envíe su Currículum Vitae a info@cahil.tk”.

Otro elemento que está claro es que este grupo de milicianos extranjeros, que cuenta con el respaldo de algunos bolivianos, es que logra establecer una red civil. “Logran establecer vínculos de sectores civiles y utilizan infraestructura privada para desarrollar y planificar sus propias actividades”, dijo Navarro para señalar que eso debe ser despejado en una segunda parte de la investigación, porque si algo queda claro, sobre la presencia de Rózsa y Révész, es que ambos tenían experiencia en planes separatistas.

Révész era el líder y está lejos

La comisión multipartidaria que investiga el caso de supuesto terrorismo ha logrado establecer que el húngaro Tibor Révész es uno de los cabecillas del grupo que llegó a Bolivia para organizar fuerzas de seguridad.

En su última estadía, Révész estuvo en Bolivia por un mes y medio, junto a otros cuatro extranjeros, con quienes dejó el país. Habrían llegado a Bolivia dados sus antecedentes separatistas, según miembros de la comisión investigadora.

Révész está en Hungría, según los investigadores. Era líder de la Guardia Magyar o Legión Siculi, y estuvo alojado en el hotel Santa Cruz entre el 11 de diciembre y el 11 de enero; vino a Bolivia para entrenar a un grupo de 16 extranjeros que fueron reclutados a través de internet. El taller se desarrolló entre el 1 y 12 de diciembre, según una publicación del diario El Deber.

“Eduardo Rózsa y Tibor Révész, que estuvo por primera vez el 2007, tenían una concepción ultranacionalista y una formación separatista”, declaró el diputado César Navarro.

Frases

Eduardo Rózsa • “Si no hay autonomía y no podemos vivir juntos, vamos a gritar que somos independientes y haremos un nuevo país. Esa es la idea, primero están probando razonar para prevenir la matanza de la gente”.

Análisis • “La relación entre las dos partes de Bolivia empeoró a tal profundidad que ahora sólo se puede solucionar esta situación manteniendo unido al país de forma violenta; y yo voy para que tal cosa no ocurra”.

Objetivo • “Yo no voy a ir (a Bolivia) para afirmar o apoyar a la capital de La Paz en la organización de atacar y echar al Presidente. Dado que yo no tengo nada que ver con La Paz, y los del este ni piensan en ello...”.

Defensa • “Me llamaron para ayudar a organizar la defensa de Santa Cruz... Teniendo en cuenta que se puede contar con la actuación del Gobierno, la intervención del Ejército y milicias indígenas”.

Un conocido decidió participar activamente en su tierra, Santa Cruz, en una operación defensa-liberación.
Michael Dwyer, el ciudadano irlandés que fue abatido en el operativo del 16 de abril.

Contactaron a Rózsa durante la crisis política Contactaron a Rózsa durante la crisis política Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 5/18/2009 10:55:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts