Autoridades dejan en manos de las alcaldías incautación de ropa usada

La ropa usada se sigue vendiendo en las ferias nacionales.

• Ofrecen 650 bolivianos mensuales, los comercializadores rechazan la propuesta gubernamental.

El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural deja en manos de las alcaldías la prohibición e incautación de la ropa usada en las ferias del país.

A pesar de haber prohibido la comercialización de la prendería a medio uso, y no ampliar el plazo, los vendedores continuaron con su actividad en la Feria de la 16 de Julio de la ciudad de El Alto.

La ministra Patricia Ballivian señaló que el Ministerio de Salud a certificado que el comercio de la ropa usada, al no tener un registro sanitario, atenta contra la salud del ciudadano.

En ese contexto y en el marco de la Ley de Municipalidades debe ejecutarse los controles en ferias y mercados regionales a nivel nacional, dijo.

“Si el contrabando es ilícito, la venta de prendería a medio uso también es ilícita, y estaríamos cometiendo un acto ilícito por lo que (las instituciones y entidades) deben asumir sus competencias de control y su rol”, apuntó.

Operativos

Más adelante, Ballivian manifestó que en el marco de responsabilidad, el Gobierno remitirá la certificación del Ministerio de Salud a las alcaldías, a la Federación de Municipios para que tomen las acciones de control en el marco de sus atribuciones.

Con referencia al diálogo que llevó con el sector de los comercializadores de ropa usada, dijo que se les propuso un programa responsable con el objetivo de reconvertirlos.

Ratificó que no existirá ninguna ampliación para el comercio de la ropa usada, ya que atenta a la producción nacional y a la salud de los ciudadanos.

Asimismo, señaló que se propuso un programa responsable con vistas a concretizar la reconversión productiva, con dos componentes alternativos: emprendimientos productivos y el acceso a un empleo digno.

El emprendimiento productivo y el acceso a un empleo digno tienen un periodo de tres meses para su ejecución, y se busca la capacitación de los comercializadores en el marco del Programa Mi Primer Empleo.

Mientras dure el proceso de capacitación, los comercializadores recibirían un incentivo económico de 650 bolivianos mensuales “hasta que ellos emprendan su proyecto productivo o tengan el acceso a un empleo”.

Esa propuesta fue planteada a sectores de los comercializadores, que fue respondida con la solicitud de ampliar el plazo para el comercio de ropa usada hasta el mes de febrero del 2010, la que ha sido negada, dijo Ballivian.

Los comercializadores rechazaron la propuesta argumentando que el ofrecimiento no cubre sus necesidades y anunciaron más medidas de presión luego de una ampliado de todo el sector.

Entre tanto, Ballivian invitó a todas las personas que quieran acceder al programa productivo a registrarse en las ventanillas únicas que se habilitaran en oficinas departamentales del Ministerio de Trabajo, a partir de la próxima semana.

Manifestó que el Gobierno cuenta con 65 millones de bolivianos del anterior proyecto de Reconversión Productiva del año 2007, las que pasaran al Programa de Pobreza a la Vulnerabilidad de las Personas, donde participan los ministerios de Planificación, de Desarrollo Productivo y el de Trabajo.

Asimismo, señalo que el Programa cuenta con créditos para desarrollo productivos, amparados por un Decreto Supremo para ofrecer créditos financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) más los créditos que se encuentran en el Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

Planificación

Por su parte, el ministro de Planificación del Desarrollo, Noel Aguirre, reconoció que no existen datos oficiales sobre el número de personas que se dedican a la importación y comercio de la ropa usada.

Pero tipifica tres categorías: las personas que manejan grandes capitales, los denominados “farderos” y los comercializadores, que ofrecen la mercadería al detalle.

Señaló que las personas que manejan grandes capitales para la importación directa de ropa usada no se favorecerán con el Programa de Fortalecimiento Productivo.

Tampoco podrán acceder a ese programa los denominados “farderos”, que hacen de intermediación en el comercio de ropa usada, y que tienen buenas inversiones.

Entre tanto, los comercializadores, que realizan la venta al detalle y que tienen ingresos muy bajos, se beneficiarán con el Programa Productivo.

No hay estudio

Aguirre reconoció que en el país no existe un estudio certero sobre el número de personas dedicadas a la ropa usada.

En algunas organizaciones se menciona que dentro de este rubro se encuentran 250 a 300 mil personas dedicados a esa actividad.

Asimismo, el Instituto Bolivianos de Comercio Exterior (IBCE) da datos sobre 72 mil personas, pero, nosotros hemos hecho un cálculo que esta entre 20 a 40 mil personas dedicadas a esta actividad, mencionó.

Autoridades dejan en manos de las alcaldías incautación de ropa usada Autoridades dejan en manos de las alcaldías incautación de ropa usada Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 5/08/2009 10:27:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts