“Digo Bolívar y siento que se me aclara el alma”

La frase célebre del escritor Fernando Díez de Medina resume el sentimiento de orgullo que pregonan los aficionados bolivaristas en todo el país. El club cumplió el 12 de abril 84 años de existencia.
• Mario Mercado expone los trofeos del club junto a varios directivos celestes luego del primer título que consiguieron en la historia de la Liga.
El club Bolívar nació el 12 de abril de 1925 al calor de la amistad y el entusiasmo de un grupo de jóvenes. En una casa de la calle Junín, de La Paz. El primer presidente provisional fue Humberto Bonifacio. La primera mesa directiva la presidió Carlos Terán y fue acompañado por Ernesto Sanz, Héctor Salcedo, Rafael Navarro y Felipe Gutiérrez.

La historia señala que entre las calles Junín, Catacora y Sucre (antiguo barrio paceño) se reunían los amigos del barrio a desplegar la dinámica deportiva.

Germán Garnica, uno de los fundadores, recuerda que a mediados de abril de 1925 se había conformado un equipo estable y decidido que abriría a partir de entonces una senda de triunfos...

El primer equipo de ese año estaba formado por Wálter Miranda, Enrique Tellería, Felipe Gutiérrez, Nieto, Víctor Leclere, Carlos Terán, Germán Garnica, Roberto Segaline, Miguel Carreón, Luis Ernesto Sanz, siendo su capitán Humberto Barreda.

En 1926, para ingresar a la segunda división del fútbol paceño, se incorporaron Alfredo Molina, Carlos Álvarez y Roberto Gómez.

Los terrenos de la familia Tapia Lanza fueron el primer escenario de aquellos entusiastas encuentros, donde los equipos sólo se diferenciaban por los pañuelos que llevaban amarrados a la cabeza los unos, dejando los otros, los cabellos libres al viento.

Hasta entonces, todos los equipos tenían nombres extranjeros: The Strongest, Workmen, etc. Al cumplirse coincidentemente el centenario de la fundación de Bolivia (1925), se pensó en nombres como el de Franz Tamayo, Bolívar o Sucre.

Lo revelador es consignar que los fundadores, intuyendo la conjunción de cultura y deporte denominaron primitivamente a la entidad ´Atlético Bolívar-Literario Musical´, no fueron pues simples “pataduras” como se califica a los futbolistas, sino hombres cultos que perseguían el perfeccionamiento físico e intelectual.

Ya entonces surgió la idea de adoptar un uniforme que diferencie a Bolívar del resto de los equipos. Por lo tanto, la decisión unánime fue la de adoptar el color celeste.

La felicidad del hincha número uno

Somos campeones cuando nos da la gana”, es la conocida frase que utiliza “Chicho” Navarro, el hincha número uno de la Academia.

El título 16 de Bolívar en la Liga fue también motivo de festejo para el fanático celeste, que siguió las incidencias del juego por las transmisiones radiales.

“Bolívar está haciendo revivir el fútbol en La Paz ya que ahora la juventud se dedica más a bailar caporales”, comenta.

Para Navarro, las principales figuras del Bolívar 2009 son el delantero William Ferreira y el arquero Carlos Arias.

“Ferreira es un hombre gol que no perdona el momento de definir. A Bolívar llegaron jugadores argentinos, peruanos, chilenos; pero es la primera vez que un uruguayo funciona”.

Fiel a su estilo, Don “Chicho” Navarro no tiene pelos en la lengua para mostrar su desacuerdo por el pantalón azul que utiliza el equipo en la actual gestión.

“Hay que volver a jugar de celeste para hacer sentir el peso de la camiseta a los rivales”.

“Digo Bolívar y siento que se me aclara el alma” “Digo Bolívar y siento que se me aclara el alma” Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 7/06/2009 09:34:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts