Histórico Roger Federer Campeón de Wimbledon

Londres / EFE.- El suizo Roger Federer, tuvo que sufrir durante cinco sets durísimos ante un Andy Roddick castigador para proclamarse ayer por sexta vez campeón de Wimbledon y hacer historia, al convertirse en el primer jugador que gana 15 títulos de Grand Slam.

En un apasionante encuentro en la pista Central, el helvético necesitó nada menos que 4 horas y 16 minutos frente al estadounidense, sexto favorito, para sellar el resultado por 5-7, 7-6 (6), 7-6 (5), 3-6 y 16-14, en la que fue su séptima final consecutiva.

Al tenis medido, controlado, elegante y que generalmente roza la perfección del helvético le faltó ayer algo de precisión en la que fue su tercera final contra un Roddick castigador en el templo del All England Club.

Federer no se “merendó” al americano en tres sets fáciles, como tantos anticipaban. Claramente, reescribir la historia del deporte no es tarea sencilla, y la pesada carga de la presión que atenazaba al suizo fue rentabilizada por Roddick al milímetro, para desbaratar el guión que tantos tenían en mente y, casi, llevarse el encuentro.

Y es que el de Nebraska se sacó de la manga el factor sorpresa, además de un saque arrollador, demoledor, asesino. Se anotó el primer set por 7-5 en una contundente réplica a los que osaron tacharle de la “Catedral” en tres raquetazos de Federer.

Empezó sacando el americano. Con rotundidad —y en un clarísimo aviso— la sexta raqueta del mundo arrancó con un ace, con alguna subida temprana a la red y plantando cara a las estadísticas adversas que le acompañan cuando se mide con este rival (18 victorias de Federer por dos de Roddick).

El segundo cabeza de serie no perdió la calma. Su servicio le funcionó sin queja —rubricó un total de 50 aces frente a los 27 de Roddick— y, con él, firmó siete en este set, aunque dispusiera de cuatro ocasiones de break malgastadas.

En este punto, el americano sufría para mantener su servicio. El helvético, por su parte, recurría —sin éxito— a la tecnología apelando al “ojo de halcón” en dos ocasiones, hasta que el de Nebraska conseguía apuntarse el juego para llegar el 6-5.

Le tocó el turno a Federer, que arrojó a la basura nada menos que cuatro pelotas para romper a su oponente. Una de estas opciones de rotura de las que dispuso pudo haberle reportado el break. Lo evitó Roddick al pedir la revisión de la trayectoria de la bola y salirse con la suya.

Desafiando a todas las predicciones, fue el número seis del mundo, con saques de hasta 230 kilómetros por hora, el que burló el servicio del suizo para desbaratar su servicio y llevarse la manga por 7-5.

En desventaja numérica, el segundo parcial se convertía en otro pulso peliagudo para un Federer que se negaba a perder los nervios.

Fue un set de vértigo en el que hubo que forzar el tie-break. Y aquí, Federer desplegó todos sus recursos. Eso sí, al campeón de Roland Garros le ayudaron, y mucho, las negligencias de su oponente. Roddick llegó a tener una suculenta ventaja por 5-1, en la que desaprovechó un punto de set al enviar, para incredulidad, horror y asombro de las gradas, una volea fácil al otro lado de la pista. Un error garrafal y, quizá, determinante.

El americano dejó escapar el set, en el que ninguno tuvo en su poder opciones de break. Se firmó, él solito, una muerte anunciada al dejar marchar un 6-2 a su favor en esta “muerte súbita”.

Federer, más centrado que nunca, remontó esas cuatro bolas de set hasta que pudo virar la fortuna de su lado y apuntarse este examen por 7-6 (6).

Luego de la recuperación épica del suizo, el tercer parcial volvió a ser un duelo encarnizado en el que ninguno regalaba nada. Se resolvió en un tie-break que ganó con relativa comodidad Federer por 7-6 (5).

A Roddick le tocaba apretar. Y lo hizo en el cuarto. De dos ocasiones de rotura que tuvo, rompió a Federer (en el 3-1) para llegar a ponerse 4-1 y llevarse esta manga por 6-3.

El quinto parcial fue de locura, absolutamente vertiginoso.

Hicieron falta 95 minutos para poner el punto definitivo a una final que cuenta ya con el mayor número de juegos (con 30) en su último set de las disputadas en este torneo.

Federer sufrió lo indecible, pero la historia le llamaba. Él, luego de mucha angustia, logró llegar a tiempo a esta cita.

El número uno

Federer recupera desde hoy el puesto número uno en el ránking mundial de tenis, 46 semanas después de haber sido derrocado de dicho sitial por el español Rafael Nadal (18 de agosto de 2008). El suizo vuelve a la cima después de reconquistar Wimbledon y sumar su sexto éxito en Londres.

15 Grand Slams ha sumado el tenista suizo Roger Federer, haciendo historia en el tenis mundial, luego de superar el récord ostentado por el estadounidense Peter Sampras, que tenía 14 “grandes” en su haber.

La otra mirada

RÉCORD DE FINALES

Roger Federer ha conseguido batir un nuevo récord con el partido que ha disputado ayer en Wimbledon al participar con ésta en 20 finales de Grand Slam, superando al tenista checo Ivan Lendl. El suizo ya había dejado atrás al estadounidense Pete Sampras, quien jugó 18 finales de Grand Slam, así como al jugador australiano Rod Laver, que se quedó en 17.

SIGUE SUMANDO

La victoria de ayer en Wimbledon reportará a Roger Federer la suculenta cantidad de 850.000 libras (unos 977.500 euros), con lo que ya supera en sus ingresos los 50 millones de dólares.

La frase

Fue un partido loco. Él (Andy Roddick) jugó de forma increíble, jugó un extraordinario campeonato. Pero, desafortunadamente, en tenis siempre tiene que haber un campeón”

Roger Federer

Campeón de Wimbledon

Histórico Roger Federer Campeón de Wimbledon Histórico Roger Federer Campeón de Wimbledon Reviewed by Wily Noel Condori Martinez on 7/06/2009 09:39:00 a. m. Rating: 5

Featured Posts